My CMS

¿Cuáles son las 33 cepas en los simbióticos LIFE y PUR y que hacen?

microbioma intestinal

Nuestro tracto intestinal es un ecosistema dinámico que alberga una amplia variedad de microorganismos y muchos de ellos con funciones vitales para nuestra salud. Entre estos microorganismos, las cepas bacterianas juegan un papel importante en el mantenimiento del equilibrio microbiota-intestinal y en la promoción de la salud digestiva y cutánea.
A continuación, exploraremos las diversas funciones y beneficios de algunas de las cepas bacterianas más relevantes:

Cepa Bacillus subtilis

Bac. subtilis es conocido por su capacidad para producir enzimas que ayudan en la digestión de los alimentos y en la absorción de nutrientes en el intestino. También puede competir con patógenos potenciales, ayudando a mantener un equilibrio saludable de microorganismos en el intestino.
A nivel externo, Bacillus subtilis puede ayudar a mantener un equilibrio microbiano saludable en la piel, reduciendo la prevalencia de bacterias dañinas.

Cepa Bifidobacterium spp.

(animalis, bifidum, breve, infantis, lactis, longum)
Las cepas de Bifidobacterium son conocidas por su capacidad para fermentar carbohidratos no digeribles en ácidos grasos de cadena corta, lo que contribuye a la salud del colon y a la regulación del tránsito intestinal. Además, estas bacterias pueden modular el sistema inmunológico intestinal y ayudar a prevenir el crecimiento de bacterias dañinas.
Aunque su principal acción ocurre en el intestino, algunas cepas de Bifidobacterium también pueden tener beneficios para la piel y otras superficies externas al modular la respuesta inmune y reducir la inflamación.
En los nuevos simbióticos de MikroVeda LIFE y PUR se combinan los siguientes:

Cepa Bifidobacterium animalis

Esta cepa puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico intestinal, mejorar la salud digestiva y prevenir la diarrea asociada a la toma de antibióticos. También puede contribuir a reducir la inflamación en el intestino.

Cepa Bifidobacterium bifidum

Contribuye a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino, mejora la función inmunológica y puede ayudar a prevenir infecciones intestinales, como la diarrea del viajero. Además, B. bifidum contribuye a la descomposición de la lactosa, mejorando la digestión de la leche y los productos lácteos.

Cepa Bifidobacterium breve

Esta cepa de Bifidobacterium es conocida por su capacidad para mejorar la regularidad intestinal y prevenir el estreñimiento. Ayuda a mejorar la digestión y la absorción de nutrientes en el intestino, así como a reducir la incidencia de diarrea y el malestar gastrointestinal. Se ha demostrado que B. breve también tiene efectos beneficiosos en la salud de la piel y puede ayudar a mantener un microbioma cutáneo equilibrado.

Cepa Bifidobacterium longum

Esta cepa puede ayudar a aliviar el estreñimiento, mejorar la función inmunológica y reducir la inflamación en el intestino. También puede ser beneficiosa para la salud mental, mejora de la función cognitiva y ayudando a reducir el estrés y la ansiedad.

Cepa Bifidobacterium infantis

Es especialmente beneficioso para los lactantes y puede ayudar a prevenir el cólico infantil, mejorar la digestión de la leche materna y fortalecer el sistema inmunológico del bebé.

Cepa Bifidobacterium lactis

B. lactis es reconocida por su capacidad para mejorar la tolerancia a la lactosa, así como contribuir a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino, mejora la función inmunológica y puede ayudar a prevenir la diarrea asociada a la toma de antibióticos. También puede ser beneficioso para la salud digestiva en general.

Cepa Enterococcus faecium

E. faecium contribuye a mantener el equilibrio de la microbiota intestinal y ha demostrado beneficios en la salud digestiva al mejorar la resistencia a las infecciones y promover la regularidad intestinal.
A nivel externo, E. faecium puede contribuir a mantener un equilibrio microbiano saludable en la piel y otras superficies corporales, lo que puede ayudar a prevenir infecciones cutáneas.

Cepa Lactobacillus spp.

(acidophilus, amylolyticus, amilovorus, bulgaricus, casei, crispatus, delbrueckii, farraginis, fermentum, gasseri, helveticus, johnsonii, paracasei, parafarraginis, plantarum, reuteri, ramnoso, salivarius, zeae)
Las cepas de Lactobacillus son conocidas por su capacidad para producir ácido láctico y otros compuestos que ayudan a mantener un pH óptimo en el intestino, lo que favorece el crecimiento de bacterias beneficiosas y dificulta el crecimiento de bacterias dañinas. Además, algunas cepas pueden ayudar a mejorar la digestión de la lactosa y a fortalecer la barrera intestinal, en detalle, sus funciones son:

Cepa Lactobacillus acidophilus

Ayuda a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino, mejora la digestión de la lactosa y promueve la salud vaginal al prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas.

Cepa Lactobacillus amylolyticus

Contribuye a la digestión de los carbohidratos y puede ayudar a aliviar la hinchazón y los gases.

Cepa Lactobacillus amilovorus

Se ha asociado con la mejora de la salud intestinal, ayudando en la digestión y en la absorción de nutrientes, así como en la reducción de la inflamación intestinal.

Cepa Lactobacillus casei 01, 02 y 03

Contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico intestinal y pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable y la intolerancia a la lactosa.

Cepa Lactobacillus crispatus

Ayuda a mantener un pH óptimo también en la vagina, lo que puede prevenir infecciones por hongos y bacterias y promoviendo la salud vaginal en general.

Cepa Lactobacillus delbrueckii y subsp. Bulgaricus

Contribuyen a la producción de ácido láctico y otras sustancias que mantienen un ambiente intestinal saludable y fortalecer el sistema inmunológico.

Cepa Lactobacillus farraginis

Se ha demostrado que esta cepa tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación en el intestino.

Cepa Lactobacillus fermentum

Puede ayudar a reducir la inflamación intestinal y a mejorar la función inmunológica, también puede tener efectos beneficiosos en la salud de la piel.

Cepa Lactobacillus gasseri

Se ha asociado con la pérdida de peso y la reducción de la grasa abdominal, así como con la mejora de la salud digestiva y la salud metabólica.

Cepa Lactobacillus helveticus

Tiene propiedades calmantes y puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, así como a mejorar la digestión y la función inmunológica.

Cepa Lactobacillus johnsonii

Contribuye a fortalecer el sistema inmunológico intestinal y puede ayudar a prevenir la diarrea asociada a la toma de antibióticos.

Cepa Lactobacillus paracasei

Ayuda a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino y mejorar la digestión de la lactosa. También puede ser beneficioso para la salud de la piel.

Cepa Lactobacillus parafarraginis

Tiene propiedades antioxidantes y puede ayudar a reducir la inflamación en el intestino.

Cepa Lactobacillus plantarum

Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico intestinal y puede ayudar a mejorar la digestión de los alimentos.

Cepa Lactobacillus reuteri

Se ha asociado con la reducción del colesterol, la mejora de la salud intestinal y la prevención de infecciones por patógenos intestinales.

Cepa Lactobacillus rhamnosus

Contribuye a la producción de ácido láctico y puede ayudar a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino.

Cepa Lactobacillus salivarius

Contribuye a mantener la salud bucal, previniendo la formación de caries y la acumulación de placa bacteriana, y puede tener efectos beneficiosos en la salud intestinal.

Cepa Lactobacillus zeae

Contribuye a la producción de ácido láctico y otras sustancias que mantienen un ambiente intestinal saludable y pueden mejorar la digestión.

A nivel externo, ciertas cepas de Lactobacillus pueden contribuir a mantener la salud de la piel y otras superficies corporales al competir con bacterias dañinas y modular la respuesta inmunitaria local.

Cepa Lactococcus diacetylactis y Lactococcus lactis subsp. Lactis

Utilizadas en la industria alimentaria por su capacidad para producir ácido láctico, lo que contribuye a la fermentación de alimentos y a la conservación de productos lácteos.

Cepa Saccharomyces cerevisiae

Este hongo probiótico es conocido por su capacidad para mejorar la salud intestinal, fortalecer el sistema inmunológico y prevenir infecciones por levaduras, como la candidiasis.
Aunque su principal acción ocurre en el intestino, algunas investigaciones sugieren que Saccharomyces cerevisiae puede tener beneficios para la piel al reducir la inflamación y promover la cicatrización de heridas.

Cepa Streptococcus thermophilus

Puede ayudar a mejorar la digestión de la lactosa en personas intolerantes a la lactosa, así como a modular la respuesta inmunitaria intestinal.
A nivel externo, Streptococcus thermophilus puede tener beneficios para la piel al reducir la inflamación y promover la salud general de la piel.

En resumen, las diversas cepas bacterianas presentes en nuestro tracto intestinal juegan un papel importante en nuestra salud y bienestar, tanto a nivel interno como externo. Mantener un equilibrio saludable de estas bacterias puede contribuir a una digestión óptima, a un sistema inmunológico robusto y a la salud de la piel y otras superficies corporales. Integrar alimentos y suplementos que contengan estas cepas beneficiosas puede ser una estrategia importante para promover una salud óptima a lo largo de toda la vida.

0
    Tu selección:
    Tu carrito esta vacioVolver a la tienda