Lemon Pharma

¿Cuál es la diferencia entre MikroVeda LIFE y LIFE PUR?

MikroVeda LIFE y PUR, la diferencia

¿Cuál es la diferencia entre MikroVeda LIFE y MikroVeda LIFE PUR?

Ambos fermentos son alimentos basados en el mismo complejo de microorganismos, con cultivos bacterianos de aproximadamente  1 x 10¹⁰ (= 10,000,000,000) de gérmenes por 100 ml UFC**, más el hongo Ganoderma Lucidum* (Ling Zhi) y la harina de las semillas de uva* (contiene OPC).

Mientras que MikroVeda LIFE PUR, como sugiere ya en su nombre queda «puro», sin más añadidos, el MikroVeda LIFE se elabora con extractos de hierbas y plantas añadidas al fermento, que aportan importantes funciones al preparado.
La mezcla de hierbas y plantas en LIFE contiene: Piña *, Raíz de angélica *; Anís*; Albahaca hierba *; Frutos de eneldo *; Hinojo*; Hojas de arándano *; Hojas de frambuesa *; Jengibre*; Semillas de alcaravea *; Agrimonia eupatoria *; Hojas de olivo *; Orégano*; Menta*; Hojas de romero *; Flores de trébol rojo *; Hojas de salvia *; Semillas de comino negro *; Regaliz* y Tomillo*.

* orgánico = cultivo orgánico controlado
** unidades formadoras de colonias

¿Las bacterias entran en el intestino a través del ácido estómacal?

La respuesta es claramente que sí, incluso es bastante natural y ocurre todo el tiempo. En el caso de muchas bacterias, esto ya se ha demostrado científicamente, y en el caso de muchas otras se puede suponer. Las bacterias no poseen la protección contra el ácido gástrico desde el principio. Algunas cultivos pueden volverse porosos para protegerse. Si no fuera así, nuestro microbioma también sufriría constantemente de pobreza. Nuestro organismo depende tanto de los micro-nutrientes como de una constante «reposición de bacterias«.
Por lo general, es a través de la comida y la bebida, pero las bacterias entran también en nuestra boca a través de la respiración y además intercambiamos bacterias a través del contacto humano. Nuestros cuerpos se han adaptado a este suministro durante muchos miles de años (palabra clave: evolución).
Por lo tanto, también encontrará grandes similitudes en el microbioma de su familia (palabras clave: hábitos alimenticios similares, aire interior similar, proximidad humana, microbioma «traído» al nacer). Si el suministro de bacterias fuera suficiente de forma natural – por ejemplo, a través de nuestra dieta – no se necesitarían suplementos para mantenerlo.

Hace un siglo por ejemplo, muchos cultivos estaban llenos de importantes microorganismos, por lo que no era necesario un «iniciador de bacterias» para fermentar con seguridad el chucrut. Desgraciadamente, eso es diferente hoy en día. Los descubrimientos científicos también indican que el nacimiento y un número limitado de años posteriores pueden moldear significativamente el microbioma de una persona en el futuro. Sin embargo, la micro-biología todavía tiene mucho potencial de investigación en este sentido.

¿Todas las bacterias llegan al intestino?

Si, todas las bacterias llegan al intestino, es decir, el 100% no se puede confirmar. Pero esto tampoco es necesario ni deseado. En el intestino entran suficientes bacterias para ampliar naturalmente su microbioma. Las enzimas y las bacterias entran en el cuerpo cuando se toman suplementos del simbiótico, en cuanto el líquido entra en contacto con las membranas mucosas orales, y también con el revestimiento del estómago, el esófago, los labios, la piel, ¡y mucho más!.

Sin embargo, puede ayudar a que las bacterias pasen específicamente a los intestinos tomando el fermento enzimático entre las comidas o justo antes de ellas, ya que el ácido del estómago es más «amigable con las bacterias». Durante la comida, se vuelve más «desfavorable» para matar el mayor número de gérmenes posible. Pero incluso en este caso, el organismo no consigue eliminar el 100% de los gérmenes nocivos. El sistema inmunológico debe entonces ocuparse del resto.

Independientemente de esto, también se puede tomar nuestros preparados durante las comidas sin dudarlo. Según nuestra experiencia, el único factor decisivo para la formación del microbioma es que se introduzca un número mínimo de gérmenes. El resto sucederá por sí mismo, de forma natural.

¿Cuáles son las diferencias entre las bacterias en cápsulas y MikroVeda LIFE?

Estamos convencidos de que el apoyo al sistema inmunitario debe ser lo más natural posible. MikroVeda LIFE es un producto natural y se crea a través de una fermentación lenta y particularmente suave, que construye a propósito un medio estable para el complejo específico. Durante este proceso, se producen enzimas, vitaminas y aminoácidos, además de los cultivos que contiene el producto. Los cultivos bacterianos especificados en MikroVeda LIFE están bien alimentados, son activos y ya han estado viviendo durante muchas semanas en una comunidad funcional y en un medio favorable a las bacterias. Comunidad funcional significa aquí también la afirmación exitosa en un hábitat limitado.

MikroVeda LIFE ofrece, por tanto, cultivos activos, suficientemente numerosos y fuertes, todos ellos, por supuesto, de calidad BIO y libres de ingeniería genética. En esta condición, se introducen en su cuerpo de forma holística por la ingestión, por lo que no sólo entran en los intestinos. Si está tomando MikroVeda LIFE por primera vez, generalmente recomendamos un período de 4 a 5 semanas basado en la dosis diaria recomendada. A menos que el médico aconseje lo contrario, basta con humedecer un poco los labios durante los primeros días y acostumbrar poco a poco al organismo a la acumulación de microbios. El microbioma suele ajustarse o acumularse lentamente. Así es también como debe ser. A partir de ahí, la dosis puede ser muy individualizada, pero sin superar la dosis diaria recomendada. Esto también es una gran ventaja en comparación con las cápsulas. Dado que cada cliente tiene también una dieta (saludable) diferente, los requisitos son lógicamente muy diferentes. Muchos clientes también utilizan nuestras bebidas enzimáticas para el cuidado externo si hay zonas problemáticas inflamatorias en la piel.

Las cápsulas, por el contrario, siguen siendo limitadas no sólo en este aspecto, y en nuestra opinión – independientemente del modo de acción – ofrecen ventajas más bien prácticas, tanto desde el punto de vista del cliente como del fabricante. La producción es más barata (sobre todo en el caso de la masa), la ingesta no es complicada y es más fácil de llevar y almacenar después de la apertura en comparación con los fermentos líquidos. Otra ventaja de la cápsula es de carácter psicológico.
El usuario suele asociar las cápsulas con algo medicinal. Si se comparan dos productos sin nombre en cualquier calle comercial, es lógico suponer que la mayoría de los encuestados valorarán más positivamente un comprimido o una cápsula que un fermento líquido. Aquí ya estamos influenciados por el marketing desde una edad temprana y el usuario se confirma inconscientemente en su decisión de compra hacia las tabletas o cápsulas. Por ejemplo, una tableta con envase blíster sería evaluada de forma más positiva. El hecho de que una cápsula con bacterias adecuadamente contenidas deba sobrevivir al ácido gástrico puede ser una indicación de que los cultivos que contiene también dependen de la protección o la necesitan para garantizar la probabilidad de una actividad suficiente en el intestino. Nuestros clientes no necesitan esa protección con nuestros fermentos líquidos. Las bacterias en cápsulas suelen proceder de cultivos liofilizados.

La cuestión en términos de recuento bacteriano aquí es, ¿cuántos de los gérmenes «buenos» (contenidos en el relleno de una cápsula), rellenados en la cápsula se vuelven realmente activos en el intestino al contacto con el líquido y se afirman de forma sostenible en el microbioma?
Ningún fabricante podrá darle una respuesta seria a esta pregunta, del mismo modo que desgraciadamente no podemos garantizar que, por ejemplo, el tanto por ciento de los gérmenes contenidos sobrevivan siempre a la barrera del ácido gástrico. Según nuestra experiencia, el único factor decisivo para la creación del microbioma es que se introduzca periodicamente un determinado número mínimo de bacterias y, de este modo, el microbioma se amplíe sucesivamente de forma regenerativa.

Los microorganismos presentes en el intestino pueden reproducirse a una velocidad enorme si tienen «alimento» (palabra clave: nutrición) y también pueden imponerse en la comunidad a largo plazo, de lo que estamos convencidos. En este caso, las cepas también son decisivas. A su vez, algunos microorganismos necesitan los productos metabólicos de otros grupos para poder establecerse de forma sostenible en la comunidad.
La suplementación nutricional en forma de cultivos bacterianos es, en última instancia, muy individual, en caso de duda siempre recomendamos simplemente probar un producto. Si te ayuda y te apoya, entonces deberías considerar seguir usándolo cuando lo necesites.

0
    Tu selección:
    Tu carrito esta vacioVolver a la tienda